12/10/2012

De cómo Apple la cagó al crear sus propios mapas

errores-mapas-apple

Desde que hace unos días Apple actualizó el sistema operativo de sus dispositivos estrella (iPhone y iPad), sus usuarios y los que no lo son, no paran de hablar de los errores en la nueva aplicación cartográfica de Apple.

Recordemos que con la actualización al nuevo iOS 6, Apple ya no usará más Google Maps para mostrar mapas para lanzar su propio programa geográfico.

Sin embargo, tal vez la precipitación para ponerlo en marcha o la ausencia de la presión perfeccionista del desaparecido Steve Jobs, la aplicación presenta numerosos errores, algo a lo que no nos tienen acostumbrados los chicos de Cupertino.

En los últimos años lo normal era que Apple, antes de lanzar un producto nuevo, le sometiera a numerosos tests y pruebas de usuario para asegurarse de que todo funciona perfectamente, o casi. Tal vez, pensaría Jobs, así se evitaban los ridículos y humillantes pantallazos azules protagonizados en su día por antiguo socio Bill Gates en la presentación de algunos de sus Windows.

Pues bien, tras la actualización del iOS, dos temas llenaron blogs y redes sociales durante las primeras horas: Siri en español y Apple Maps. Ambas novedades han formado finalmente un equilibrio tecnológico dual que podría resumirse como una de cal y otra de arena. El Yin y el Yan del exito-fiasco. En términos de contabilidad rural, las gallinas que entran por las que salen.

Siri, es una aplicación basada en inteligencia virtual (que no artificial) que permite al humano intentar interactuar con su dispositivo mediante la voz. Así, hablando tu móvil éste puede realizar determinadas acciones o responder a determinadas preguntas, otra tema es que la respuesta te satisfaga o te sirva para algo.

Hasta aquí todo bien. Apple sonreía. Twitter se llenó durante horas de todo tipo de anécdotas y simpáticas capturas gracias a Siri. Todo el mundo hablaba de Siri.

Pero, como no hay felicidad que 100 años dure, a las pocas horas, a algún insensato usuario le dio por abrir Apple Maps y ponerse a buscar lugares. Aquí empezó el desastre: que si un aeropuerto aparece en una granja, que si el río Ebro lo ubica en Río de Janeiro, que si aparece señalado Berlín en la Antártida y así un largo etcétera. Ni que decir tiene que la noticia de las pifias de los mapas acaparó la atención del pájaro azul y todos los tuiteros se encargaron de los errores se conocieran aquí y en Sebastopol.

Mira algunos ejemplos:

apple-map-error

apple-map-error

Apple se dio cuenta de la que se le avecinaba y enseguida reconoció el error y anunció que se ponía a trabajar en ello para subsanar todos los errores. Y dicho y hecho, dos días después nos enteramos de que Apple está tratando de contratar a los ingenieros de Google Maps.

Y claro, mientras tanto algunos de sus competidores que pocas veces tiene oportunidades como esta de reírse de los de la manzana, no han desaprovechado la ocasión para burlarse de los mapas de Apple. Así, Nokia, Motorola y Google han lanzado una curiosa campaña con el eslogan: “el mundo real que queda bien en tu mano”.

 

 

 

 

TAGS:








Comentarios



Danos tu opinión y escríbela debajo.

Escribe tu comentario


BUSCADOR: