¿Te acuerdas del árbitro con quel extraño dolor de espalda? Sí, hombre, el árbitro que iba borracho como una cuba y disimulaba como si le dolíera la espalda. Pues bien, no es el único caso reciente. En los últimos Juegos Olímpicos de Pekín, un atleta ruso iba todavía más cocido que el árbitro.

El atleta en cuestión se llama Ivan Ukhov, e intenta realizar la prueba de salto de altura. Evidentemente no lo va a conseguir. Ivan hace más bien el salto de la rana coja y cuando cae en le colchoneta realiza la técnica del árbol y se queda dormido como un tronco. Todo un crack, yo creo que esto no lo supera ni el mismísimo David Hasselhoff borracho.

Como en los DVDs, tienes el vídeo desde dos ángulos distintos, para que no te pierdas detalle:

Vídeo 1 (Desde el público):

Vïdeo 2 (Cámara de la televisión):

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre