Por si no vistéis esta escena el otro día en el Tour os la enseño. Iba el pelotón circulando tranquilamente cerca de un pueblo cuando de repente este perro cruza tranquilamente por medio del pelotón ajeno a todo lo que pasaba, nunca mejor dicho. Pensaría, joer, que de peña hay hoy aquí. Y claro, mientras el chucho iba “pensando en sus cosas”, no todos los ciclistas pudieron esquivarlo y uno chocó con él. Resultado: los 2 por el suelo ¡¡Atención a cómo queda la rueda delantera de la bici tras el impacto!!

Al final, todo se quedó en un susto para ambos. Un contratiempo para el corredor, que tuvo que cambiar la rueda y recuperar el tiempo perdido y una cara de alucinado que se quedó al pobre perro, que pensaría pero de dónde cojones ha salido este tipo y con qué me ha golpeado el muy cabrón que me duele todo.

Guau, p’abernos matao

[youtube vLNTuxFdvvg nolink]

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre