Con la fuerza que tiene en la actualidad el Social Media, las empresas deben saber reaccionar ante una crítica en las Redes Sociales, especialmente cuando es seguida por varios usuarios.

Una avalancha de mensajes negativos en Twitter o en Facebook puede hacer mucho daño a la imagen de una empresa si se ignora o no se sabe reaccionar a tiempo. Basta recordar el “caso de la Noria” que inició el periodista y bloguero Pablo Herreros en su bitácora. Telecinco reaccionó mal y tarde.

Mira ya los pasos a seguir para gestionar una crisis de reputación online:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre