Es lo que tiene Las Vegas, y lo he podido comprobar personalmente este año. Cualquier acontecimiento que se realice allí tiene que ser a lo grande, con luces y colores.

Aunque se trata de demolir un edificio, siempre hay que hacer un espectáculo del mismo. Increíble, cómo son estos americanos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre