Pues sí, este árbitro de la liga bielorrusia lleva una cogorza encima que no se tenía. Aunque se retiró del partido simulando una extraña lesión en la espalda, al salir le hicieron una prueba de alcohol y dió como para rellenar tres botellas de Vodka.

Como diríamos en Gizmodo, Veredicto: el alcohol es malo para la espalda.

Ahora, que fíjate en este otro árbitro. No se cómo calificarlo:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre