Tal vez recientemente has oído hablar del concepto FinTech pero todavía no tienes muy claro de qué se trata. FinTech hace referencia a los servicios financieros que emplean la tecnología para solucionar las necesidades de los usuarios. Estarían incluidos, por ejemplo, los créditos, pagos y transacciones online, la banca digital, la contratación y gestión de seguros, etc.

Este sector ha puesto de manifiesto que es posible acceder a maneras distintas de gestionar el dinero y, en este caso, de forma más cómoda y rápida. Todo ello gracias a los beneficios que supone contar con la tecnología, una vez más y de manera puntera, al servicio de los clientes. Las soluciones que presentan son más inmediatas y utilizando para ello menos recursos.

¿Qué áreas de negocio se enmarcan en el FinTech?

Pagos y transacciones económicas. Son las plataformas online a través de las que podemos pagar, consultar nuestro saldo disponible o hacer una transferencia; todo ello sin movernos de casa. Es un servicio que ofrecen prácticamente todos los bancos que se han adaptado a los nuevos tiempos, aunque existen startups FinTech que son las que revolucionan realmente el sector al brindar unas prestaciones totalmente innovadoras. Nos referimos, por ejemplo, a PayPal o Ant Financial de Alipay.

Préstamos y créditos. El área del lending se centra en facilitar una financiación a quienes no tienen posibilidades de acceder a ella de manera, digamos, tradicional. Las nuevas tecnologías han permitido que los usuarios puedan disponer de estos servicios financieros de manera ágil y sencilla, evitando papeleos interminables y esperas más interminables todavía. Empresas de este estilo como, por ejemplo, MoneyMan, analizan la situación del usuario para poder concederle un minicrédito o préstamo online de forma rápida y sin complicaciones.

Neobancos. Su propio nombre nos da una pista. Es la generación puramente digital de las entidades financieras y están dirigidos, sobre todo, a aquellos clientes tecnológicos que desean manejar sus finanzas sin moverse de casa, a través de su ordenador o de su dispositivo móvil. Permiten obtener información permanente de los gastos, realizar transferencias y todo tipo de gestiones que antes se harían en una ventanilla. Pero ahora sin esperas y cuando tú quieras. Al ahorrar en infraestructuras físicas tienen opción de ofrecer productos financieros más competitivos.

Gestión integral de finanzas. ¿Te imaginas poder ver todos tus gastos, tus facturas y cualquier movimiento bancario a través de tu dispositivo móvil? Todo esto es posible gracias plataformas y aplicaciones con las que conocerás en qué gastas tu dinero, cuáles son tus tendencias como consumidor, podrás unir todas tus cuentas bancarias y tarjetas… Y con toda esta información serás capaz de mantener un control de tus finanzas familiares e incluso ahorrar, ya que tienes siempre a la vista unos datos muy importantes para revisar tu economía doméstica. Un ejemplo de ello podría ser Ahorro.net o Fintonic.

¿Qué ventajas tiene el FinTech para los clientes?

Ya hemos visto unas pinceladas sobre los sectores en los que la tecnología y los servicios financieros trabajan de la mano. Pero, ¿qué beneficios obtiene el usuario que se dirige a este tipo de empresas?

Esta alternativa a la banca tradicional es un producto al alza en nuestro país. Llegó para cubrir una necesidad ante la negativa de los bancos a facilitar financiación a empresas y particulares, y su desarrollo parece ya imparable.

Una de las principales ventajas que presenta es que estas start up están muy especializadas, cada una en su ámbito, por lo que sus servicios están totalmente enfocados a las necesidades concretas de cada cliente, y proponen en consecuencia productos muy personalizados.

Además, como ya hemos ido viendo a lo largo de este artículo, al tratarse de un trabajo 100% digital el usuario final está ahorrando tiempo y esfuerzo a la hora de contratar estos servicios o de realizar las transacciones, puesto que puede hacerlo desde su propia casa, en el momento que quiera, gestionado su economía y su tiempo de manera más eficiente. Y accediendo a servicios y productos que, al haberse fraguado en entidades virtuales sin infraestructuras físicas, llegan con unas condiciones más beneficiosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre