Hablar de que un partido echa chispas, fútbol electrizante o encuentro de alta tensión, nunca fue tan real.

Y es que fíjate en este curioso “partido” de fútbol. Los jugadores llevan unas cintas en los muslos que permite a los entrenadores darles descargas eléctricas.

Así es, cada jugador tiene en su pierna una banda que está remotamente conectada a un dispotivo que tienen el entrenador. Éste sólo tiene que elegir al jugador que quiera, pulsar un botón y propinarle una “leve” descarga eléctrica, que le hace, cuando menos, doblarse de dolor, y bueno, echarse unas risas.

Mira ya un vídeo de cómo se desarrolla este partido tan “vibrante”:

Lo que darían muchos entrenadores de La Liga por tener este sistema para aplicar un “correctivo” a ese jugador perezoso durante un partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre