Por fin Google ha presentado su última apuesta: Chrome OS, un sistema operativo que tratará de competir con Windows, Mac OS X y todas las distribuciones de Linux.

Google Chrome OS está contruido sobre el kernel de Linux, pero posee un sistema propio de ventanas. A diferencia de Android, pensado para móviles, Chrome OS nace para ejecutarse en ordenadores (PCs y Macs).

Sin embargo, su principal característica y novedad frente a otros, es que necesitaremos estar conectados a Internet para usarlo. Y es que Chrome OS se basa en la tan mencionada “nube” o cloud computing. Es la palabra “de moda” y la dirección hacia la que avanza Google, tal y como afirmó Bernardo Hernández hace unos días en FICOD 2009.

Con el término cloud computing se hace referencia a todas aquellas aplicaciones que funcionan directamente desde Internet y guardan sus datos en la red sin necesitar el disco duro de nuestro ordenador. Si quieres un ejemplo, piensa en la mayoría de las aplicaciones de Google.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here