Increíble la siguiente historia real. En 1990 durante un rutinario vuelo comercial de la British Airways, desde Birmingham (Reino Unido) a Málaga (España), al avión, un BAC 1-11, cuando volaba a 5.000 m, de repente el parabrisas izquierdo de la cabina se desprende y revienta.

El capitán es succionado por la diferencia de presión, pero queda enganchado por los pies y permenece en el exterior soportando una temperatura de 17ºC bajo cero y unas corrientes de aire brutales.

El copiloto soprendido por la situación y con riesgo de hipoxia (falta de oxígeno), toma los mandos del avión e  intentará aterrizarlo, pero él sólo, pues sus compañeros sujetan al capitán por los pies.

Esta es el vídeo de la historia que recreó National Geographic:

Segunda parte del vídeo: el copiloto toma los mandos

Tercera parte: aterrizaje del copiloto y la despresurización en cabina

Cuarta: investigación del accidente y los tornillos

Quinta: solución y final

 

Descubierto en avionrevue

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre