granada-mano-futbol-iran

Durante un partido de fútbol local en Irán un espectador lanzó una granada de mano al terreno de juego. Un jugador la encontró y pensando que era otro objeto, la cogió y la arrojó fuera del campo detrás del corner. A los poco segundos, la granada EXPLOTA para sorpresa de todos, librándose él y los jugadores que había cerca de una desgracia.

Lógicamente tras la explosión el árbitro suspendió el partido y los jugadores se retiraron, afortunadamente sólo con el susto en el cuerpo. Esto sí que es un sabotaje a lo bestia.

Mira la secuencia en el siguiente vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=hRgiLRbawEU

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.