Eres de los que sin saber cómo bueno sí, por las obras, los cristales del coche poco a poco se le van ensuciando cada vez más. Pues mira, si estás cansado de limpiarlos, aquí tienes una alternativa. Ya sabes el dicho: Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Pues eso es precisamente lo que ha hecho un tío, ha dejado de lavarlos y los ha convertido en magníficos cuadros, retratos y paisajes. El próximo que diga algo sobre mis cristales sucios, le contestaré que los estoy reservando para poder pintar en ellos la Capilla Sixtina.
Echa un vistazo a sus obras porque no te lo vas a creer.

La Gioconda de Da Vinci en un cristal sucio de un coche

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.