Oral-B Vitality: el cepillado más “electrifying” desde Grease

4

carta-oral-b (Pulsa para ampliar)Una vez más, y ya van 3 (y tengo algunas más) los chicos de Bloguzz vuelven a confiar en Netámbulo para sus promociones, vamos que la he solicitado y concedida, oiga. Gracias Eduard, gracias Eva. En esta ocasión se trata del cepillo de dientes eléctrico Oral B Vitality que llevo varias semanas usando y de momento bien, o como decía John Travolta en Grease: It’s electrifying.

Primero quiero agradecer a Ana Carolina Ruiz responsable de Relacionas Públicas de Oral-B porque a la vista de la carta que me llegó junto al cepillo, queda confirmado que las cartas que mandan no son las típicas plantillas hechas. Y si no, mira la foto de la carta (en la derecha). Pulsa en ella para ZOOM y fíjate en el detallazo que se marcaron en el primer párrafo. Más personalizada no se puede. Gracias Ana.

Oral-B Vitality - cepillo electricoPero hablemos del tema. Nunca había usado un cepillo eléctrico y tenía cierta curiosidad por ver qué tal funcionaba. Gracias a Bloguzz y a Oral-B he tenido la ocasión de probarlo y estoy contento. ¿Qué hacía yo antes sin uno?

El Oral B Vitality, además de tocarme el naranja, el más chulo (lo hay en más colores), es cómodo de usar, manejable y sí, es eléctrico pero no hace falta tenerlo enchufado todo el tiempo, pues funciona con una batería recargable que dura cerca de un mes incluso con los usos diarios, claro.

Además, coincido en la mayor parte de la gente que lo ha probado, sí quefoto-sonrisa-netambulo parece que limpia más que un cepillo convencional, me deja los dientes deslumbrantes como perlas. Y si no, mira cómo he salido en esta foto.  😉

Si no has usado nunca un cepillo eléctrico, la primera impresión es extraña porque no tienes que mover el cepillo como en los convencionales, el Oral-B se encarga de dejar cada diente impoluto.

Y sobre si tardas más, pues no. La recomendación es que estés como máximo 2 minutos usándolo, y el propio cepillo te avisa, llegado ese tiempo, para que vayas terminando. Tampoco se trata de afilarte los dientes.

La única pega es que si te acuestas muy tarde como buen netámbulo, no podrás usarlo porque lógicamente suena algo (aunque poco), y en el silencio de la noche cualquier ruido es un escándalo… La solución, pues lavarte antes. 😉

Comparte esto en:

4 Comentarios

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here