A pesar de que la ¿leyenda urbana? siempre nos ha asegurado que si cae un rayo sobre nuestro coche, la electricidad circularía por la chapa y saldría por la goma de los neumáticos hacia la tierra sin causar daños, a este hombre no le ha ocurrido eso. Menos mal que no estaba dentro del coche, si no que lo tenía aparcado frente a su casa. Mirad como le ha quedado el 4×4. Ni te cuento cómo quedaría mi humilde turismo.

Descubierto en noticiastech vía menéame

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre