Si en la vida real sólo pudiéramos utilizar 140 caracteres para hablar, como ocurre en Twitter, se producirían conversaciones tan “confusas” como las siguientes:

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre