Hacía tiempo que se venía hablando de que Twitter planeaba subir el límite de sus mensajes. De hecho, hace unas semanas hubo un ensayo y algunos usuarios, entre ellos nosotros, pudimos mandar mensajes de más de 140 caracteres.

Pues bien, desde hace unas horas, ya todos los usuarios pueden mandar tuits de 280 caracteres. Verás que en la caja donde escribías el tuit, el antiguo contador de caracteres ha sido sustituido por un círculo que se va completando a medida que escribes el mensaje. Hasta que no queden pocos caracteres para el nuevo límite no nos indicará los que nos faltan.

Twitter pone así fin a una de sus señas de identidad, el límite de 140 caracteres de los mensaje. Se acabó echarle imaginación, eliminar letras y determinantes para conseguir que nuestro tuit salga publicado.

El debate sobre si subir o no subir el límite

El debate de superar o no este límite ha sido muy discutido en los últimos años. Twitter no podía quedarse parado más tiempo. Otras redes sociales han ido cambiando y modificando su utilizacion para captar más usuarios, pero Twitter seguía fiel a esta limitación que, según algunos estudios internos, frenaba el uso de su plataforma.

Así, ante la amenaza de otras redes sociales y la necesidad de rentabilizar la plataforma, Twitter se ha visto obligado a hacer este cambio esperando que ahora use más tuits.

Como curiosidad, decir que el nuevo límite de 280 caracteres se amplia a todos los idiomas excepto al chino, japonés y coreano porque, por su singularidad lingüistica, no tienen problemas para escribir lo que quieran en solo 140 caracteres, de hecho, generalmente les sobra espacio en los tuits.

No obstante, ya hemos hablado en Netámbulo antes de que Twitter tiene otros límites no tan conocidos como el número de caracteres a usar en cada mensaje. Echa un vistazo a ver si los conocías.

Ahora la pregunta es clara, ¿te gusta que Twitter haya aumentado el límite de los 140 caracteres o preferías como estaba antes?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre