Yves Rossy es el primer hombre-cohete(jet-man) que lo puede contar. Este suizo es capaz de volar gracias a un invento aeronáutico que lleva en la espalda construido por él mismo, como el mismísimo Iron-Man.

Yves Rossy tiene miles de horas de vuelo como piloto de combate y como piloto comercial en Swiss Air, pero se cansó de volar dentro de un avión y ha decidido salirse fuera. Para ello, Rossy ha colocado cuatro reactores en un ala especial que ha fabricado y el invento le permite volar alcanzando incluso los 200Km/h durante varios minutos.

De momento el artefacto no es capaz de despegar ni aterrizar, lo que no quiere decir que se la pegue; tiene que lanzarse desde un avión y el aterrizaje hacerlo con paracaídas. Mira algunos vídeos, son espectaculares.

Mira más vídeos:

Descubierto en elmundo

1 COMENTARIO

  1. Deberían fabricar de estos para venderlos como si fueran coches o motos…medios de transporte súper rápidos.Me encanta el invento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre