Yves Rossy es el primer hombre-cohete(jet-man) que lo puede contar. Este suizo es capaz de volar gracias a un invento aeronáutico que lleva en la espalda construido por él mismo, como el mismísimo Iron-Man.

Yves Rossy tiene miles de horas de vuelo como piloto de combate y como piloto comercial en Swiss Air, pero se cansó de volar dentro de un avión y ha decidido salirse fuera. Para ello, Rossy ha colocado cuatro reactores en un ala especial que ha fabricado y el invento le permite volar alcanzando incluso los 200Km/h durante varios minutos.

De momento el artefacto no es capaz de despegar ni aterrizar, lo que no quiere decir que se la pegue; tiene que lanzarse desde un avión y el aterrizaje hacerlo con paracaídas. Mira algunos vídeos, son espectaculares.

Mira más vídeos:

Descubierto en elmundo

1 COMENTARIO

  1. Deberían fabricar de estos para venderlos como si fueran coches o motos…medios de transporte súper rápidos.Me encanta el invento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.